Alma, corazón y garra azulgrana

Autores

Talleres se tomó revancha de Itapúa y le ganó por 3-2 en la semifinal del Sudamericano de Clubes. En la gran final enfrentará a Cerro Corá de Paraguay buscando el título internacional

CHRISTIAN SOSA

Paso a paso, sufriendo hasta el último segundo, pero con la satisfacción de vencer. Así fue «el» partido que ganó Talleres a Itapúa por 3-2 en una de las semifinales del Sudamericano de Clubes.

El Matador sabía que era una final anticipada ante un rival duro, difícil y con grandes figuras que iban por el pase al encuentro definitorio

Talleres tomó la iniciativa del juego. Pero la primera sorpresa fue la azul directa que le sacaron a Diego Koltes. Baja importante para el Matador que no se quedó en eso y fue en busca del primero. La dupla arbitral conformada por Darío Tonutti y Héctor Olmos comenzaban a ser protagonistas.

La primera jugada clara fue de Juan Pablo Giordanino que probó y el arquero tapó al córner.

 

 

El azulgrana era el dominador. Al minuto 9′ tiro libre que remató potente Rodrigo Martínez y marcó el 1-0 para los mendocinos.

Tranquilidad en el estadio porque el equipo de Gabriel Robledo que tenía controlado el juego.

A los 15′ Javier Martínez silenció el estadio anotando el empate parcial. Pero el Matador no lo perdonó y en la jugada siguiente Federico Pérez remató desde su campo, la pelota se desvió en Javier Martínez y anotó el 2-1.

Apenas finalizó el primer tiempo Gabriel Robledo y Néstor Jaquet ingresaron a la cancha para recriminarle a los árbitros. Algo nunca visto que los dos entrenadores hagan ese tipo de cosas al mismo tiempo.

 

 

En la parte final los dos equipos comenzaron cuidándose y tratando de no cometer errores. Fueron minutos muy parejos. Itapúa comenzó a cometer infracciones y a perder jugadores fundamentales. Las tarjetas aparecían a cada rato y era para ambos equipos.

Y de a poco Talleres fue aprovechando esa situación y sacar diferencias. Giordanino tomó la pelota, avanzó,  se acomodó, remató y anotó el tercero. En ese momento había olor a final.

Con la ventaja Talleres administró muy bien la pelota. Obligó a los misioneros a salir a buscar el descuento que se quedaban sin jugadores

Marcelo Mescolatti era el abanderado de Itapúa y se cargaba el equipo al hombro. Quedaban dos minutos y el gran Chelo hizo de las suyas, remató cruzado y puso el resultado 3-2. Momento tenso del partido porque el campeón de la División de Honor quedaba a un gol del empate.

 

 

Quedaban 120 segundos para sufrir. Pero Talleres sacó chapa de candidato y terminó quedándose con la victoria, se tomó revancha ante este rival y este sábado a las 21.30 irá en busca del título ante Cerro Corá de Paraguay.

Por el tercer puesto Itapúa jugará con Unasur desde las 20.

Crédito de fotos: Fernando Martínez y Diario UNO

1 Comentario en Alma, corazón y garra azulgrana

  1. Don Pedro, DEVUELVA ALGO.... // 5 octubre, 2013 en 23:15 // Responder

    IMPRESENTABLES, no hay otro forma de describir a los árbitros de las semifinales anoche, salvo que uno quiera empezar a pensar mal por el lado de que capaz Don Pedro les hizo algún llamadito “sugiriendo” una manito al equipo misionero y para recaudar DOLARES con las tarjetas. PROPONGO QUE SI NO FUE ASI, Y REALMENTE LOS ARBITROS DIRIGIERON MAL POR SER UNOS INCAPACES, ENTONCES DON PEDRO PERDONE EL PAGO DE TODAS LAS TARJETAS DE LAS 2 SEMIS…………OJALA…….

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*