Así sería el regreso a las canchas

Autores

CAFS diagramó un protocolo para la vuelta de la actividad que contempla, entre otros puntos, que los jugadores utilicen tapabocas en los partidos.

Pasaron más de dos meses del último partido de futsal que se disputó en Mendoza y toda la gente, más allá del deporte, se pregunta cuándo volveremos a ver rodar la pelota naranja.

El aislamiento preventivo, social y obligatorio por la pandemia del COVID-19, continúa de distintas maneras. Pese a eso CAFS ya  comenzó a trabajar en la posibilidad del regreso a las canchas con un protocolo de seguridad.

Las distintas federaciones recibieron hace algunas semanas un reglamento especial para volver a las canchas, con medidas que serán evaluadas dependiendo de las realidades de cada ciudad/provincia.

Teniendo en cuenta que la situación en nuestra provincia es muy diferente a la de otras ciudades, Mendoza ya ha dado pasos importantes como las salidas recreativas de hasta 5 kilómetros

Cantidad de personas

Los planteles estarán integrados por entre siete y diez jugadores (dos jugadores por puesto), por equipo. Además, cada equipo presentará: un director técnico, un preparador físico (que puede oficiar de auxiliar) y un dirigente o coordinador.

Por partido también habrá dos árbitros, una persona que oficiará de planillero y cronometrador y un dirigente miembro de la organización, que controlará la aplicación del protocolo.

En total, el número de personas no deberá ser superior a 32. Toda la actividad será a puertas cerradas (sin público).

98176824_10157627747688877_3382034553710313472_o

Ingreso al estadio o cancha y preparación

La organización deberá tomar la temperatura a todos los actores con una pistola láser. Todos se desinfectarán las manos con alcohol en gel y se rociarán los bolsos deportivos con agua y desinfectante o lavandina. También se menciona la utilización de una alfombra con agua y lavandina para desinfectar el calzado.

Todos los participantes deben presentar a la administración una declaración jurada de buena salud (el día previo al partido, que se informará con cinco días de anticipación) para confeccionar la planilla de juego.

Los baños deberán dividirse por equipo y los jugadores, que llegarán con la indumentaria puesta desde sus casas, podrán ingresar a la cancha 20 minutos antes del horario del partido. Al finalizar tendrán diez minutos para liberar las instalaciones y permitir la desinfección del lugar.

Los árbitros contarán con otro vestuario y los elementos de higiene necesarios (alcohol y jabón personalizado).

En cuanto a los bancos de suplentes, se ubicarán en sillas individuales a dos metros de la línea de la cancha, separadas, a su vez, cada dos metros, los cuales serán marcados con una cinta.

El delegado estará ubicado en otra silla, a una separación equidistante de la mesa de control y el banco de suplentes. Y la mesa de control será integrada sólo por una persona, que cumplirá con las funciones de planillero y cronometrista.

Los jugadores podrán hacer la entrada en calor en un lugar designado para esa actividad, con una separación individual de dos metros. Los cambios se hará a la misma distancia, que también regirá para las indicaciones del entrenador hacia sus dirigidos (durante los pedidos de minuto también, ubicado en el centro de un círculo).

El protocolo

En el ítem equipamiento, el protocolo sugiere que “los jugadores en cancha o en banco de suplentes utilizarán tapaboca en forma permanente”, con diferencia de colores para los equipos.

Los jugadores también deberán contar (en forma personal) con los siguientes elementos: botella personal para hidratación, toalla y botella con desinfectante o lavandina.

En tanto, el responsable de la mesa de control, los árbitros, el dirigente dirigente organizador, los delegados de los clubes, directores técnicos y preparadores físicos; usarán una “máscara protectora facial de polipropileno inyectado no poroso”.

pollo

Preparación del espacio

Una hora antes del inicio de la fecha se desinfectará la cancha, tribunas, baños, vestuarios de árbitros, mesa de control y bancos de suplentes con lavandina diluida en agua.

Entre partidos se rociará con la misma mezcla, tribunas, áreas de cada arco, las sillas del banco de suplentes, baños, vestuarios de los árbitros y mesa de control. Para la parte metálica de los arcos se utilizará alcohol en gel.

Los arqueros que toman el balón con sus manos desnudas deben tener  alcohol gel o una toalla embebida de agua con lavandina o desinfectante dentro de su arco para limpiar de manera permanente sus manos.

Los baños sólo podrán ser utilizados por una persona a la vez, que se desinfectará con algún elemento provisto por la organización, como jabón neutro.

En cuanto a la conducta de los jugadores, al momento del festejo de los goles no habrá saludos ni abrazos, tampoco se permitirá salivar en el campo de juego (sí se podrá colocar un recipiente o banco, que tendrá agua con lavandina).

El balón de juego será reemplazado cada diez minutos de juego y desinfectado. Además, cada jugador contará con una bolsa plástica con un paño humedecido en desinfectante o agua con lavandina para limpiarse las manos y la mascarilla facial en alguna pausa del juego.

Por último, se instalarán espacios tipo “boxes” en zona de suplentes para los elementos personales de cada jugador.

Fotos: gentileza Juan Ignacio Blanco y Fernando Martínez

1 Comentario en Así sería el regreso a las canchas

  1. Gaston Mertens // 23 mayo, 2020 en 22:19 // Responder

    Me parece irrisorio en muchísimos aspectos. Pero lo que sobresale es que estableces un protocolo de llegar 20 minutos antes, de desinfectar todo y demás cuando en la situación real de juego ya no vas a respetar ningún distanciamiento. Es absurdo e ilógico. Otro punto es el uso del tapabocas. Quién piensa que se puede hacer una actividad de las características del consumo de oxígeno del futsal con tapabocas hace mucho que no hace una actividad. Es sumamente riesgoso a nivel pulmonar y cardíaco que el organismo ante semejante esfuerzo no asimile niveles de oxígeno adecuado. Incluso ya han habido casos de gente hospitalizada por trotar con barbijo. Y el trote es una actividad aeróbica mucho más controlada. Y el otro punto que no considera es que el 80% de los clubes de Futsal no cuentan con la infraestructura y medios necesarios para encarar este protocolo. Sacando regatas, talleres, don Orione, alemán, jockey y obras el resto de los clubes en su mayoría no pueden garantizar hoy en día este protocolo. Esto es muy sencillo si vos consideras que la situación está fuera de control no se juega hasta que consideres que esté controlado, y si consideras que la situación social está dada para volver lo tenés que hacer tomando algunos recaudos como algunos de este protocolo. Peor otros son totalmente irreales de aplicar. Es una opinión

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*