La crack que jugará para Argentina

Estefanía Banini, la volante del Washington Spirit, de Estados Unidos, afrontará el Mundial femenino con la Albiceleste

Ese apodo de la Messi quedó, no sé cómo tomarlo. Me lo pusieron hace como diez años y sigue estando”. Estefanía Banini (27) se toma en broma esa denominación que recibió gracias a una gran jugada que hizo frente a una jugadora brasileña, en el 2014. La mendocina que juega en el Washington Spirit estadounidense (surgió del polideportivo del barrio Cementista y actuó en Colo Colo de Chile y en Valencia de España), de la National Women’s Soccer League (NWSL), jugará el Mundial de futsal femenino de Cataluña del 18 al 25 de noviembre. Está en Mendoza.

–¿Cómo te fue?
–Llevo dos años sin parar. El año pasado llegamos a la final, teníamos un muy buen equipo y fue una experiencia muy linda. La de Estados Unidos es la mejor liga del mundo de fútbol femenino. Después me fui a jugar al Valencia de España, la pasé muy bien en un país que está desarrollándo muy bien este deporte y salimos terceras. Volví a Estados Unidos y estoy muy contenta.

¿Qué diferencias encontraste en la forma de vivir entre los dos países?
–Me sentí mucho más cómoda en España, ya que tiene una cultura muy parecida a la nuestra. Sin embargo, me gusta conocer distintas formas de pensar y de vivir, que es lo que me está pasando en Estados Unidos; es diferente, pero con el tiempo le tomás cariño.

-Ahí se puede vivir del fútbol. ¿Eso pesa?
-Sí, las chicas se dedican a eso, es profesional en todo sentido.

-Cómo encarás el desafío del Mundial?
-Jugué 15 años al fútbol de salón y con hombres, tengo que empezar a entrenar como lo hacía en ese momento y tener una gran concentración. Lo llevo en la sangre, pero hay que encararlo de la forma más seria que pueda.

-Estás con un entrenador que ya conocés, Perico Pérez…
-Él ha sido como mi papá deportivo. Desde los cinco años que me tuvo en el club, cada vez que vuelvo entreno con ellos, me ve jugar, sabe lo que puedo dar. Fui la única mujer que jugué con hombres.

-Dijiste que sufriste el machismo del país. ¿Eso cambió?
-Voy y vuelvo cada tanto y siento que eso cambió muchísimo, era la única mujer que jugaba al fútbol de salón. Hoy hay una liga, hay muchísimas chicas jugando y da gusto, pero estamos muy lejos de ser profesionales. Tenemos que crecer muchísimo, siento que estamos cambiando en cuanto a la discriminación, pero hay que seguir mejorando.

-¿Cómo ves a Mendoza? El equipo de Las Pumas es el más importante.
–Sí, el de Las Pumas ha sido un equipo fuerte, tuve la suerte de jugar ahí, pero las chicas se dedican al fútbol de once. Sé que parte de lo que sé lo aprendí ahí. Cementista está entre los mejores equipos de fútbol de salón, sé que Mendoza tiene un muy buen nivel y me alegra mucho.

-¿Jugarás el Sudamericano de Chile en el 2018 con la selección en cancha de once?

-Tuve contactos con el técnico Carlos Borello. Estoy encantada de formar parte de la selección, de ayudar a mi país a conseguir títulos y poder representarlo. Ojalá que el año que viene pueda defender esa camiseta.

Fuente: Gustavo Privitera (Diario UNO) / Foto: Clarin

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.