La década ganada

Autores

Jockey Club es el mejor equipo y el más ganador de los últimos diez años. Sus trece títulos locales lo avalan. Un repaso de los logros del equipo

En su momento fue Talleres, después Regatas y por varios años Don Orione. Hoy por hoy y desde hace diez años hay un solo equipo que viene dominando la escena local.

Ganador de seis torneos Apertura y cinco Clausura, más un par de Copa Mendoza colocan a Jockey Club A como el equipo más ganador de los últimos diez años y que, hoy en día, parece ser imbatible.

Recién finalizado el 2018 donde el conjunto de Villa Hipódromo logró el bicampeonato, es momento de parar la pelota y hacer un análisis de está década tan gloriosa para la institución y para esos jugadores que todavía se mantienen desde el 2009.

Y fue justamente en ese año cuando comenzó todo. El futsal de Mendoza veía como Talleres y Don Orione se repartían la mayoría de los torneos locales a partir de este nuevo siglo.

“Esto es más que nada por el trabajo que hacemos, tenemos un grupo increíble y eso nos ha llevado al éxito. A nivel nacional tenemos una deuda pendiente que es la Liga, pero nos preparamos a principio de año para ganar todo y gracias a Dios se nos está dando” Nicolás Páez

Las finales del Apertura era protagonizadas por Jockey Club y Don Orione. Las mismas se disputaron en agosto debido a que fueron postergadas por la famosa gripe A que estaba haciendo de las suyas por esos tiempos. Después de muchos años, el equipo que en ese momento dirigía Humberto Lucero llegaba a una definición.

Don Orione era el máximo favorito porque venía de ganar la final anual 2008 a Alemán. Pero la sorpresa la dio Jockey Club que se terminó quedando con ese título cortando una sequía de 12 años sin poder dar una vuelta olímpica.

El Burrero volvía a los primeros planos en el fútbol de salón de Mendoza. Y fue ahí donde comenzó esta década gloriosa para el club.

“Uno no puede entender o no cae a veces. Esto es por mucho trabajo, mucha humildad. Todos los años empezar de cero, no sentirse más y tampoco menos que nadie, pero queriendo competir y queriendo dejar al club que tanto amamos primero. Es dificilísimo ganar, pero más difícil es mantenerse durante mucho tiempo”. Martín Cusa

En el 2010 será recordado por haber sido tercero en la División de Honor de Misiones. En el plano local no pudo acceder a ninguna de las finales.

Con la llegada de Armando Corvalán, el 2011 sería un gran año. El equipo se consagraba campeón del Clausura y también de la primera edición de la Copa Mendoza. Además arrancaba una rivalidad con Regatas A que se extendería por mucho tiempo, generando un nuevo clásico.

Desde esa temporada hasta la que acaba de terminar el equipo se consagró campeón en al menos un certamen. Junto a club del Lago se repartieron los torneos del 2012, 2013 y 2014.

“Empecé a formar parte de este equipo en 2010 en la Liga de Honor con 16 años y la mentalidad de todos es siempre ganadora. Eso es lo bueno que tiene el club y lo intentamos transmitir también hacia las categorías de abajo”. Juan De Lucía

La salida de Armando Corvalán, hoy entrenador de la selección de Mendoza, no influyó en el rendimiento del equipo. Eduardo Strugo se hacía cargo de un equipo ganador y que, si no era campeón, al menos llegaba a la final.

Un nuevo esquema de juego y algunas caras nuevas en el plantel no fueron impedimento para que el Burrero se mantenga en lo más alto.

 “Nos han contagiado eso de querer ganado y de ir siempre por más. Hemos cumplido con el objetivo que nos planteamos a nivel local. Por ahí no somos del todo conscientes de lo que hemos logrado”. Facundo Colombi.

La obtención del Clausura 2015 sería el punto de partida para lo que terminaría siendo una seguidilla de cuatro títulos al hilo convirtiéndose en tetracampeón. También otra Copa Mendoza engrosaba las vitrinas de la institución Histórico para el futsal mendocino.

“Se está trabajando muy bien en el club. Los chicos que han subido se han acoplado bien y los refuerzos han sumado mucho al grupo. Creo que el compromiso que hay más las ganas de ganar las hemos mantenido. Es difícil ganar, siempre tratamos de ser competitivos”. Diego Koltes

Llegamos al 2018, otra temporada impecable que se coronó con el bicampeonato. Muchos quisieron pero no pudieron destronar al poderoso Jockey Club. Ese club que, más que un club es una familia, según se autodefinen ahí en el barrio San Ignacio.

“Yo me sumé en 2011 y el equipo venía de ser campeón. De ahí empezamos a jugar casi todas las finales. Nos hemos mantenido que es algo muy difícil porque no todos los equipos llegan. Es meritorio lo nuestro porque siempre queremos estar en estas instancias”. Gonzalo Pires

Esa es la década ganada. Diez años se grandes éxitos, de grandes jugadores que se potenciaron a nivel nacional e internacional y que se instalaron en la historia del fútbol de salón de Mendoza y que prometen ir por más.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*