Lo que dejó la División de Honor en su 10ª edición

Autores

El campeonato nacional de clubes disputado en Mendoza, más allá de lo deportivo, tuvo un saldo negativo en la organización del certamen por parte de la Confederación Argentina de Fútbol de Salón.

El 31º Campeonato Argentino de Clubes, 10º edición de la División de Honor, dejó varios aspectos para analizar y tener en cuenta, más allá de lo deportivo, de cara al futuro de este tipo de competencias.

Primero la cantidad de equipos inscriptos para jugar. Que fueran 31 los clubes participantes hizo cambiar el formato del campeonato y eso derivó en que se disputen dos jornadas en doble turno.

Pero lo peor sucedió el sábado, cuando se dispuso jugar por la mañana las semifinales y por la noche la final.

La mala planificación previa hizo que los últimos dos partidos del torneo no tuvieran el brillo que se merecían.

Jugadores, técnicos, delegados y la gente relacionada al fútbol de salón no ocultaron su enojo por lo sucedido el último día de competencia.

El torneo de clubes más importante del país merece una buena organización por parte de la confederación.

Además, el propio presidente de la CAFS, Pedro Bonnettini, expresó durante el sorteo de la División de Honor que existe la posibilidad de que la cantidad de equipos sea mayor para el 2012. Aunque cantidad no significa calidad.

Lo sucedido en Mendoza tiene que marcar un antes y un después en la planificación de los torneos nacionales para que los mismos no pierdan calidad ni seriedad.

Mendoza ratificó su poderío

En lo estrictamente deportivo, los equipos mendocinos demostraron una vez más que son potencia a nivel nacional.

Regatas A, pese a no ser campeón, llegó a su tercera final en cuatro años y demostró que es un equipo que siempre es protagonista.

Al igual que en el 2010, tres conjuntos de nuestra provincia estuvieron entre los cuatro mejores del campeonato.

Don Orione, campeón en el 2010, llegó hasta cuartos de final. Mientras que Municipalidad de Luján, Cementista y Regatas B se metieron entre los mejores dieciséis.

También hay que destacar a General San Martín, Don Bosco, Alianza Guaymallén, Covimeni y Alemán, que aunque no pudieron pasar de ronda tuvieron una digna participación.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*