Los chicos que alcanzaron la gloria

Autores

La albiceleste otra vez en lo más alto. La selección argentina sub 20 entró en la historia del futsal a nivel mundial al obtener la corona de la categoría. Es el segundo gran logro internacional, tras el Mundial 1994

CHRISTIAN SOSA

Sueño cumplido para los pibes. Con apenas 20 años los chicos de la selección argentina sub 20 alcanzaron la gloria aunque este logro es el puntapié inicial de lo que vendrá en el futuro.

Comenzaron 24 jugadores allá por julio y terminaron siendo 12 los que llevaron la celeste y blanca a lo más alto a nivel mundial consiguiendo el primer título de esta categoría.

En 1994 como local, la selección mayor había logrado el primer y único título mundial y esta vez fueron los pibes que fueron hasta Chile y se volvieron con la copa.

Argentina llegó a Concepción como uno de los grandes candidatos y lo demostraron partido tras partido. Con mucha actitud y buen juego fueron avanzando en el torneo hasta llegar a la gran final.

La cabeza de este plantel fue Humberto Lucero. El Beto armó un seleccionado con los mejores jugadores del país y junto con Martín Cusa, Mauricio Ginestar y Néstor Jaquet conformaron un gran equipo que desde afuera de la cancha trasmitieron todo su conocimiento.

TT2

Dentro del campo de juego todos fueron determinantes para que la albiceleste sea hoy el campeón del mundo.

Aunque hubo uno que se ganó los aplausos del público que asistió al estadio Municipal durante toda la semana.

Ese fue Renzo Grasso que fue elegido como el mejor jugador del torneo. El jugador de Cementista fue una de las piezas claves del conjunto argentino y tuvo su reconocimiento tras el partido final.

Desde los norte hasta el sur. De este a oeste. Todo el país estuvo representado por estos pibes que dejaron todo dentro y fuera de la cancha, le dieron al futsal argentino su segundo título mundial tras 20 años de sequía y entraron en la historia de este deporte.

Ojalá no sea el único título y que en el futuro, ya con la selección mayor, los logros sigan llegando.

TT

Fotos: gentileza Samy Akiki

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*