Los pioneros del futsal

Un grupo de amigos, los fundadores del actual fútbol de salón de Mendoza, se reunieron y rememoraron viejas épocas y contaron como nació esta disciplina

CHRISTIAN SOSA

Nació bajo el nombre del famoso fulbito o el papi fútbol, pero con el correr de los años y gracias a la gran predisposición de un grupo de aficionados al fútbol en espacios reducido, hoy Mendoza tiene fútbol de salón.

Casi 37 años han pasado de la creación del primer equipo de fútbol de salón en Mendoza. De la mano de Gurí Acevedo, DT de ese equipo del lago y uno de los primeros dirigentes de la por entonces llamada Amefusa (Asociación Mendocina de Fútbol de salón) fundada el 8 de septiembre de 1980, Regatas dejaba de lado el “fulbito” para insertarse en la disciplina que hasta hoy los mantiene como protagonistas.

Con un plantel formado por amigos de distintas ramas deportivas del club como Básquet, Remo, Handball, natación, tenis y triatlón se formó el primer equipo de Regatas que más tarde junto con Jockey Club y Universidad Nacional de Cuyo que formaron a Amefusa.

“En mi caso particular seguí ligado al deportes por medio de mis hijos que juegan al futsal desde los 4 años. Formé parte de la comisión de padres. Hoy lo veo desde la tribuna” Edgardo Garbín, ex jugador de Regatas.

Rafael Mascaró (básquet), Jose Elespe (fútbol), Adolfo Mulleady (fútbol), Edgardo Garbin (tenis), Claudio Capezzone (remo), Quique Maimone (natación), Jorge Grandía (natación), Gurí Avevedo y Pablo Manhic (remo) fueron los integrantes del conjunto que dio el puntapié inicial a este gran deporte.

“Este grupo se conoce desde antes que existiera el futsal. Me acuerdo que hacíamos los arcos con los bolsos, éramos todos solteros. Han pasado 40 años y seguimos siendo amigos ” Gurí Acevedo, mentor del futsal mendocino

Todos ellos se reencontraron nuevamente. El lugar elegido fue, obviamente, Regatas. Fueron más de dos horas de charla, con anécdotas e historias todas con el fútbol de salón como tema principal.

En el 1974 arrancó todo en Regatas. Básicamente en el club no se podía jugar al fútbol porque era mala palabra. Existía el concepto de que donde hubiera una pelota de fútbol había problemas.

Todos esos conceptos fueron quedando de lado cuando diferentes referentes de distintos deportes del club de Lago se organizaron para realizar un torneo interno. Cada disciplina presentó su equipo. La final fue entre la rama de básquet con la de natación.

“Yo jugaba en Talleres en cancha grande. Me hice socio de Regatas y empecé a jugar al futsal. Me iba caminando de Talleres hasta Regatas los sábado a la tarde para poder jugar” José Elespe, actual DT de inferiores de Regatas

“Importado” de Rosario

Las ganas de poder practicar fútbol en espacios reducidos de manera ordenada, con un reglamento oficial y junto a un grupo de personas con pasión, se llevó adelante este sueño que se fue cristalizando y dio sus frutos. Hoy es uno de los deportes más importantes de Mendoza.

“A raíz de los viajes de los remeros a Rosario se descubrió que en esa ciudad estaba Newell’s Old Boys con el concepto de fútbol de salón. Organizamos un torneo y los invitamos. Ellos traían el reglamento del futsal . Esos días con ellos nos sirvieron para conocer ese deporte. A partir de ahí comenzó la historia” comentó Gurí Acevedo, el mentor de lo que hoy se conoce como fútbol de salón.

 

José Elespe y Edgardo Garbín fueron DT y delegado del Regatas campeón de la Copa de Oro. Ambos siguen ligados al futsal

José Elespe y Edgardo Garbín fueron técnico y delegado respectivamente del Regatas campeón de la Copa de Oro. Ambos siguen ligados al futsal.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.