¿Qué piden los jugadores?

Autores

Se viralizó el documento presentado por los campeones de mundo ante el Congreso realizado por la CAFS en diciembre

El corto circuito entre los jugadores de la selección argentina y el presidente de la Confederación Argentina de Fútbol de Salón suma un nuevo capítulo.

Y en este caso tiene que ver con el comunicado que los campeones del mundo y cuerpo técnico presentaron en el Congreso anual que realizó la CAFS a mediados de diciembre donde los deportistas hacen un reclamo por las distintas situaciones vividas durante los últimos años y donde se solicita un cambio urgente en la conducción de la Confederación a cargo de Pedro Bonnettini.

El mismo fue viralizado y además de contar cómo fue el origen de este conflicto, que viene desde aquel partido amistoso que la selección debía jugar en Esperanza, Santa Fe, suma otros detalles.

Esto se debió a que los jugadores pidieron una mejora en sus viáticos para poder asistir a este evento que se había extendido de tres a seis días, pero la respuesta de Sebastián Bonettini, hijo de Pedro y miembro de CAFS, fue: «Dejá no más, la suspendo (por la gira). Voy a avisar a las afiliadas que los jugadores no viajan porque quieren más plata».

A partir de ahí denuncian amenazas disfrazadas en pseudos pedidos de disculpas y muchos reclamos a tal punto de pedir por la renuncia de Bonnettini, quien lleva 25 años al frente de la CAFS y a que los dirigentes de las distintas asociaciones/federaciones del país tomen cartas en el asunto y formen una mesa de unidad de amplia participación.

Luego de aquella presentación y de la cual surgieron diferentes notas periodísticas, los jugadores no tuvieron comunicación o respuestas alguna por parte del máximo dirigente del futsal argentino.

Algunas de las acusaciones de los jugadores a los dirigentes

  • Concentraciones en condiciones deplorables: convivir hacinados, dormir en camas rotas y tener solo tres duchas para 24 jugadores.
  • Concentraciones donde el alojamiento estaba alejado de los lugares de entrenamiento y debíamos ir a pie después de entrenar tres veces al día.
  • Giras en donde después de jugar un partido la cena era una pequeña ración de tallarines fríos y una fruta.
  • Compromisos internacionales en donde nos mandaban sin ropa y teníamos que salir a comprarla y debíamos estamparle el escudo de la Confederación.
  • En el Mundial Colombia 2011, un día antes del debut no teníamos ropa de juego.
  • En el Mundial Bielorrusia 2015, llegamos con un rejunte de ropa usada. La delegación de Paraguay trasladó nuestra indumentaria.
  • Luego del Mundial 2015 dos jugadores perdieron sus trabajos producto del tiempo destinado a la concentración previa y el Mundial. Nunca nadie se solidarizó con ellos a pesar de darlo a conocer.
  • En el acto inaugural de Misiones 2019 no teníamos indumentaria para el desfile.
  • En Misiones 2019 fuimos la única Selección que no tenía ropa. Usamos indumentaria de procesos anteriores y de la Selección C20.
  • Finalizado el Mundial ningún dirigente de la Confederación se acercó al hotel a saludar ni tampoco nos despidieron en el regreso a casa.

Foto: Marcelo Carubin. 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*