Un crack de exportación

Autores

Renzo Grasso tuvo un gran 2017 y por eso fue elegido por Diario UNO como uno de los mendocinos más destacados

Aunque todavía no termina lo que para él fue un excelente 2017, Renzo Grasso ya está con la cabeza puesta en el 2018 y en los próximos días viajará a Italia para ir en busca de nuevos objetivos deportivos.

Carucha fue elegido por Diario UNO como uno de los mendocinos destacados del 2017, y el suplemento Ovación habló con él haciendo un repaso del gran año que tuvo vistiendo las camisetas de Cementista, la selección Argentina, el seleccionado mendocino y su paso por la Premiere Futsal en India.

Pero antes de partir se impone hacer un balance de lo que pasó en 2017 y el talentoso jugador de Cementista destacó: “Salir terceros en la División de Honor y clasificarnos al Sudamericano, que va a ser el primer torneo internacional de la historia del club, fue algo espectacular y coronamos el año saliendo campeones de un torneo local (ganaron el Clausura) después de 22 años, una alegría tremenda para todo el club. Sabíamos que era nuestro torneo porque el equipo si bien es muy joven fue madurando mucho a partir de la División de Honor” analizó.

Mendoza Parana 14

Como para explicar su identificación con los colores de Cementista, Grasso contó: “Juego al futsal en Cementista desde los 7 años. Un amigo me llevó a jugar al fútbol a Luján a los 14 o 15 años y hacía las dos cosas, pero cuando me empezaron a llamar a las selecciones juveniles me decidí por el futsal”.

Una de las principales figuras de la provincia es palabra más que autorizada para destacar el crecimiento que ha tenido el futsal mendocino: “Nos entrenamos de noche, siempre después de las 21, 3 o 4 días a la semana y vamos al gimnasio del club. Es un deporte muy amateur pero el jugador mendocino es bastante profesional para entrenarse. Otro aspecto importante es que en general los clubes trabajan bien en las inferiores, algo en lo que Cementista es pionero. Del equipo actual el 80% somos de la cantera y solo hay un par de refuerzos”.

Carucha, como lo llaman sus amigos, agregó: “También hay buena infraestructura y cuando esté el estadio Malvinas va a ser mejor todavía. Algo fundamental para nosotros es la obra que está haciendo el club para techar la cancha. Cuando la terminen va a ser el primer estadio cerrado de la provincia que es exclusivamente de futsal. Ahora en el verano, como no hay actividad, van a seguir la obra porque durante el año es muy difícil parar los entrenamientos o partidos de todas las divisiones”.

 

Cementista (3) (2)

Para los Grasso el futsal es una cuestión de familia: “Mi hermano Luciano tiene 18 años y juega conmigo, y después está Delfina de 12 años que también juega. Ahora va a empezar a haber torneos de inferiores en el femenino y eso va a hacer que crezca mucho más el deporte entre las chicas. Este año quedó demostrado el crecimiento que han tenido con la selección finalista del Mundial en la que más de la mitad del equipo era de Mendoza”.

Su próximo viaje a Italia no es el primero ya que Renzo es un precursor en el tema: “A Italia hacía varios años que no llevaban jugadores mendocinos y cuando jugamos el Mundial sub 20 un entrenador de Italia me invitó por una temporada. Ahora voy por tercera vez. Los dos años anteriores fueron en Sammichelle, que era un equipo recién ascendido y tenía como objetivo mantener la categoría. Me fue bien el primer año y en el segundo llevaron a otros 3 chicos de acá con los que compartíamos una casa. La temporada dura 8 meses y cuando termina vuelvo con ganas de descansar un poco, pero los colores tiran. Esta vez voy a otro equipo, cerca de Nápoles, y llego a mitad de temporada. Preferí quedarme estos meses para disfrutar de la familia y cumplir objetivos con el club, por suerte se me dio todo”, sentenció.

La eterna división entre el futsal de FIFA y el de la AMF (el que se juega acá en Mendoza) era un tema inevitable en la charla: “Que exista competencia con el futsal de AFA por un lado es positivo porque exige a los dirigentes para que no se relajen. Que se junten las dos federaciones es muy difícil. Lo hablamos mucho con Giustozzi, que es el técnico de la selección de AFA y me dirigió cuando fui a la Premier League de la India. Sería buenísimo que se unifique, pero hoy lo veo imposible. Podríamos tener una Liga Nacional más profesional y no habría necesidad de ir a jugar a Europa. En Italia juego al futsal FIFA, al principio me costó adaptarme a algunas reglas distintas, pero en esencia es lo mismo”.

21617788_1459672784119035_677873093017834657_n

Pese a su condición de jugar en la selección provincial y en la nacional, el crack de Cementista cuenta que se trata de un deporte muy amateur: “Para la División de Honor el club, a través de un espónsor, nos dio las camisetas, pero todo lo demás siempre lo pagamos los jugadores. Hacemos rifas, torneos de truco o algunas otras cosas para juntar plata. El Gobierno y algunas municipalidades ayudan bastante y sería bueno tener más espónsores. El futsal está teniendo más difusión en los medios y los dirigentes tienen que aprovecharlo para generar recursos”, reclamó.

Para terminar Grasso ya piensa en las metas del año que se viene: “Ahora el objetivo es tener un buen final de temporada en Italia, lograr el ascenso (el equipo está segundo a 3 puntos del primero) y si coinciden las fechas me encantaría jugar con Cementista el Sudamericano que dicen que puede hacerse en Mendoza. También espero poder estar en la selección de Mendoza y en la selección argentina”.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*