Y un día volvió a ser campeón

Autores

Tras nueve años sin títulos Don Orione se consagró ganador de la Copa Mendoza al derrotar en la final a Talleres A 2-1

Las rachas positivas se cortan y las negativas también. Después nueve años, Don Orione volvió a consagrarse campeón de un torneo local y lo hizo venciendo a Talleres A en la final de la Copa Mendoza por 2 a 1.

Este tan particular torneo llegó a su fin con un partido muy cerrado, bien jugado y que se definió en los últimos instantes para el festejo del Santo.

El mismo equipo que perdió y quedó eliminado hace una semana, tuvo la suerte de salir sorteado y volvió a jugar por esas cosas del reglamento.  En cuartos de final avanzó de ronda pese a ir perdiendo el partido con Alianza Guaymallén B ya que el propio reglamento jugaba a favor de los curas.

Más allá de todo eso, Don Orione no hizo nada fuera de la ley y hoy lo tiene festejando un título que se les venía negando hace casi una década.

En lo deportivo Talleres fue más a lo largo de los cuarenta minutos. Pero fue el Santo el que se puso en ventaja cuando iban 8′ del primer tiempo. Federico Carranza le dio el pase a Bernardo Difonso para que el pibe de las inferiores defina por sobre el arquero Lautaro García.

Don Orione le dio la pelota a su rival que intentó por todos los sectores vulnerar la defensa del Santo que se mostró muy firma.

En la segunda mitad todo fue del Matador. Fue el que tuvo el control de la pelota y el que tuvo las mejores situaciones. La dupla conformada por Gonzalo Aveiro y Tomás Civelli le dio varios dolores de cabeza a los dirigidos por Gustavo Gallardo.

Un remate de Gastón Fernández fue bien tapado por Agustín López fue el primer aviso. Más tarde Pachorra Aveiro reventó el travesaño con un pelotazo fue otra de las chances para Talleres que ya merecía el empate.

Pero el conjunto azulgrana tuvo su premio después de tanto insistir. Una buena presión de Tomás Civelli sobre el arquero dio resultado y el ex Talleres B convirtió el 1 a 1 parcial.

Ambos equipos fueron acumulando infracciones y el que superó el límite fue Talleres. Quedaba un minuto y medio para el final del partido que parecía que se iba al alargue.

Falta para Don Orione y tiro de castigo. El encargado de ejecutar fue Agustín Paladino, el remate casi lo tapa Federico Pérez pero la pelota siguió su trayectoria e ingresó despacio pegada al poste para lo que fue el 2 a 1.

El Santa estaba otra vez al frente en el marcador y no quedaba casi nada por jugar. Talleres intentó hasta el último segundo pero la historia ya estaba terminada.

Final y Don Orione campeón. Los curas se quedaron con el título luego de aquel 2010 cuando ganó el Apertura y la División de Honor y además se aseguraron su lugar en la División de Honor de este año.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*