De vuelta al ruedo

Autores

Ariel Avveduto retorna a la dirección técnica tras el mundial 2019. Lo hará en el club Social Lynch, de la Asociación Metropolitana.

Después de más de un año sin poder dirigir, Ariel Avveduto volverá a trabajar de lo que más le gusta. Es el nuevo entrenador de club Social Lynch, uno de los más importantes de la localidad de San Martín, en Buenos Aires.

El ex DT de la selección Argentina campeona del mundo en 2019, que había sido declarado persona no grata por la CAFS, comenzará en los próximos días un nuevo proyecto dentro de una de las instituciones que forma parte de la División Elite de la Asociación Metropolitana de Futsal

Avveduto explica por qué eligió al Social Lynch, club de 101 años de historia, de los más antiguos de San Martín: “Para mí no es tan importante el contexto, sino el contenido, volver a la esencia, al club de barrio y lo que representa en este contexto social me hace feliz. Saber quiénes somos, de dónde venimos y que representamos es el génesis de nuestro deporte y me enorgullece liderar esa representación”.

El técnico es el máximo referente del futsal Metropolitano, un entrenador al que lo moviliza mucho más que el resultado como objetivo: “El futsal y la formación deportiva como excusa para las personas es el eje central por el que decidí ser docente. Poner visible la importancia de nuestros clubes en esta realidad y que el Social siga siendo una herramienta para la construcción de agentes de cambio social”.

Quien alguna vez fuera el conductor de Villa Pearson y la Selección Metropolitana conoce al joven plantel de Lynch, la pregunta es qué encontró durante los entrenamientos que inició la semana pasada en aquellos chicos que vio madurar y que han tenido experiencia en equipos de AFA y este año apostarán todo al club que los formó como jugadores y personas. “El alto rendimiento –responde Avveduto- requiere de un paso previo que tiene que ver con poner valor a lo que realmente tiene valor y esto no es más que educar a través de los valores…”. Y completa: “Me ilusiona poder desarrollar todo el talento que hoy tiene el club y no solo desarrollarlos en deportistas de élite, sino con una mirada mucho más abarcativa e integral, donde estos chicos se conviertan en una fuente de inspiración para las siguientes generaciones. Y generar una cadena virtuosa de generaciones llenas de sentido de identidad, pertenencia y valores asociados a poder cambiar nuestra realidad”.

Fuente y foto: MásNoticias.live

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*