Talleres, un campeón épico

Autores

En una final para el infarto, el Matador de quedó con el título del Clausura 2021 al derrotar a Jockey Club A por penales 3-2

El «Talleres ya salió campeón…Talleres ya salió campeón» sonó muy fuerte en el estadio Arena Aconcagua. Y no era para menos. Es que Talleres A se consagró campeón del torneo Clausura 2021 y volvió a festejar después de muchos años.

En una final que quedará en el recuerdo por cómo se terminó definiendo, el Matador cerró el año derrotando a Jockey Club A por penales 3-2, luego de haber igualado 3-3 en el tiempo suplementario.

El conjunto azulgrana cortó una racha negativa que llevaba seis años y medio y nuevamente está en lo más alto del fútbol de salón de Mendoza.

Un cierre de año y de torneo para el infarto fue el que tuvo este Clausura que, por primera vez en su historia, se disputó en el estadio cubierto más grande e importante que tiene la provincia.

Jockey fue el que arrancó mejor porque iban poco más de tres minutos cuando Nicolás Páez aprovechó un error en la salida de Talleres, avanzó y remató de zurda, y la pelota de le escapó de las manos al arquero Federico Pérez y puso el 1-0 parcial.

Un par de minutos más tarde llegó la respuesta del conjunto azulgrana cuando Lucas Rodríguez mandó un pase hacia el medio del área para la aparición de Facundo Tejadas que anotó el 1 a 1.

En el resto de la primera mitad, los dirigidos por Armando Corvalán tuvieron un par de ocasiones de peligro, pero que no lograron concretarlas.

En el complemento el juego fue muy parejo, pero con el correr de los minutos Talleres fue acumulando faltas y cuando iban 15′ ya había llegado a las cinco, jugando condicionado el resto del tiempo.

talleres5

El quiebre del encuentro se dio a los 17′ cuando Facundo Tejada tomó una bocha suelta y con un puntazo de zurda marcó el 2 a 1. Quedaban menos de dos minutos y ya empezaban los festejos de la parcialidad azulgrana.

Pero a Jockey Club nunca, pero nunca hay que darlo por muerto. ¿Por qué?. Porque siempre tiene algo más para dar. Y así fue.

Se moría el partido y en la última jugada, Nicolás Páez se animó y remató desde tres cuarto de cancha, por abajo y convirtió el 2 a 2. Explotó el estadio Aconcagua Arena que otra vez tenía el resultado igualado.

Momento de tiempo suplementario con un Talleres jugando al límite con las infracciones y un Jockey motivado por haber conseguido la igualdad agónica.

El equipo de Pablo Stharinger se repuso rápido y pasó a ganarlo nuevamente con una gran jugada de Lucas Rodríguez que habilitó a Romás Zúñiga, de gran actuación y el propio Rodríguez terminó cabeceando la pelota y anotando el 3 a 2.

De lo que podía haber sido el 4-2 para Talleres en los pies de Zúñiga con un mano a mano con el arquero Juan De Lucía, nació la contra del conjunto de Villa Hipódromo cuando Fede Pérez le tapa con el pecho un disparo a Diego Koltes, el rebote le quedó a Facundo Colombi y este mandó la pelota al fondo de la red. 3-3, partidazo y seis minutos por delante.

talleres11

La resistencia del Matador con cinco faltas se terminó cuando su arquero tocó la pelota con la mano fuera del área. Tiro de castigo para Jockey con Jonathan Gallegos para rematar. El disparo fue al medio y el arquero campeón del mundo se lució y mantuvo el resultado.

Llegaba el momento de la definición por penales. Martín Cusa y Tetu Colombi para el Burrero y Zúñiga y Rodrigo Martínez acertaron sus remates. Otra vez mano a mano Gallegos con Pérez y nuevamente el «1» prevaleció con ayuda del palo.

Toda la responsabilidad quedaba para Gonzalo Aveiro que mandó la pelota hacia su derecha y el arquero fue a su izquierda, gol del Matador y se desataba la alegría para la gente azulgrana.

Talleres campeón en lo que fue una final de dientes apretados, y donde los protagonistas se guardaron lo mejor para el final cortando una racha de siete títulos para Jockey A y tres de Cementista, de los últimos diez disputados.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*