Por fin llegó la tercera

0

Jockey Club cortó una racha de 26 años para consagrarse campeón de la División de Honor 2023

Finales perdidas, semifinales perdidas, eliminaciones en cuartos de final…Todo eso algún día iba a quedar atrás y ese día llegó. Y fue este sábado 1 de julio de 2023 que quedará en la historia de uno de los clubes grandes que tiene Mendoza.

Jockey Club logró la tan ansiada División de Honor y nada menos que ante su gente, consagrándose campeón después de 26 años y fue en derrotando en la final a Flamengo de Comodoro Rivadavia por 3 a 0 en el estadio Arena Aconcagua que tuvo a 4200 personas observando la coronación.

Fueron muchos años de sabores amargos jugando a veces en nuestra provincia y otras fuera de Mendoza. Fueron pasando jugadores y técnicos y el gran trofeo a nivel de clubes se les seguía negando.

Hasta que llegó esta nueva edición 2023 que lo tenía como uno de los favoritos por lo hecho el año pasado donde cayó en la final.

Las ilusiones se renovaron, volvieron futbolistas que estaban en el exterior para armar un gran plantel comandado por Nicolás de Merolis y todo eso tuvo su final feliz.

La final no fue un gran espectáculo, pero el conjunto de Villa Hipódromo pegó en los momentos justos y se llevó una victoria histórica no solo para el club, sino también para el futsal mendocino que, en lo deportivo, está en su mejor momento, pero había que confirmarlo a nivel de clubes.

El partido arrancó bien porque cerca de los 5 minutos un gol en contra de para abrir el marcador rápidamente. Iban casi 8′ cuando Gaspar Bátiz armó una gran jugada personal y le cedió la pelota a Gonzalo Pires que ingresaba por el medio del área para que el Siete Bravo la mande al fondo del arco para el 2 a 0 parcial.

Así como la suerte estuvo del lado del Burrero en el primer gol, iba a estar presente en el tercero cuando Facundo Colombi sacó un remate cruzado por abajo que dio el palo y el balón rebotó en la cabeza del arquero Alejandro Soto para anotar el tercer y último tanto de la noche.

Solo quedaba que se consumieran los minutos para poder por fin, después de 26 largos años decir que Jockey Club es campeón de la División de Honor.

Un equipo que fue marcando diferencias partido a partido, dejando en el camino a rivales muy conocidos como Talleres en octavos de final y Cementista en la semifinal para llegar a la final y cerrar de la mejor manera un campeonato perfecto y que fue invicto.

El Burrero no solo se llevó la copa, también tuvo el premio a la valla menos vencida con Juan de Lucía y Matías Bernardelli y al enorme Gonzalo Pires como el goleador del certamen y el mejor jugador del campeonato.

Felicitaciones Jockey Club, la tercera ya está en casa. A disfrutar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *