14 julio, 2024

Con sed de revancha

0

Andes Talleres, un animador constante de la División de Honor, tiene un sólo objetivo y es quedarse con el título que se le viene negando hace casi dos décadas. El Matador disputó tres finales en los últimos cinco años y las perdió

Talleres es uno de los históricos de Mendoza y un equipo muy reconocido a nivel nacional e internacional y en esta División de Honor va en busca del tan ansiado título.

El Matador disputará este año su séptimo certamen consecutivo en el cual ha disputado tres finales (2010, 2012 y 2014) y no pudo ganar ninguna.

La División de Honor es un torneo que al conjunto azulgrana le sienta bien aunque a la hora de la definición falla y termina pagando caros sus errores.

De la mano de Gabriel Robledo, Talleres se perfila como favorito a quedarse con la copa por los recientes resultados obtenidos. Fue campeón sudamericano en 2013, torneo que volvió a disputar esta temporada y viene der ser dar la vuelta olímpica en el torneo local tras varios años de sequía.

Con el mismo plantel que viene jugando los últimos dos años, el Matador tiene la gran chance de romper el maleficio que lo persigue y poder ser campeón en su tierra.

Los últimos grandes logros de Talleres en el Campeonato Argentino de Clubes (así se lo denominó hasta el 2001) fueron en la década del ’80 logrando la corona en 1985 y 1987.

Muchos años sin festejos para una institución histórica dentro del futsal de Mendoza y nacional y que en este 2015 esperar poder cortar con la sequía y dar la vuelta olímpica ante su público.

Los dirigidos por el Negro Robledo integran el grupo B con Primera Junta (Capital Federal),  Flamengo (Comodoro Rivadavia), Unión (Rosario).

Foto: Prensa Fefusa  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *